Losantos, ese hombre...cito

Losantos es una especie de "animador cultural" falangista, al estilo de los que entretienen a los jubilados en los hoteles de Benidorm, pero con mala leche. Con su "selecta" prosa, "brillantes" metáforas y juegos de palabras cargados de "fina ironía", sirvan de ejemplo cosas como, maricomplejines, carcalejos, otra de gambas (chúpate esa Góngora), había puesto a sus pies las mañanas radiofónicas...bueno...este, en realidad era el tercero, a distancia de Carlos Herrera o Francino.

Pero siempre será el primero para los españoles de bien (Si hombre si, esos de una, grande y libre, esos que son la reserva espiritual de occidente). Todos esos que son el último baluarte frente a la fragmentación de la gran nación(esos nacionalistas que odian a otros nacionalistas por pedir exactamente lo que ellos piden). Esos que critican educación para la ciudadanía porque según ellos adoctrina, mientras que piden vehementemente que la religión sea obligatoria en las aulas (La religión católica, claro, que ya sabemos que es la única auténtica). A saber cuanta pasta se estará levantando a costa de los nostálgicos franquistas.

Y ahí le tenemos, con sus conspiraciones, sus golpes de estado, sus pasodobles, sus arriba SSSpaña coño, en fin, que más puede pedir un falangista...digo, un libegal. Pero en el fondo Losantos es básicamente una meretriz, vamos, que toca los cojones por dinero.

1 comentarios:

Dracir dijo...

Que descanso, que despedida mas alegre, que motivo mas estupendo para escribir en este blog. Ya se sabe que en cuestion de iglesia no tenemos cura, ¿quién será el próximo?