Un día triste

Me acabo de enterar, via comentario malicioso de un amigo en Facebook, que una tragedia largo tiempo temida ha sido consumada. Y es que, para mi desgracia, Andrea Corr se ha casado y lo peor de todo es que no ha sido conmigo, lo cual demuestra sin ningún género de dudas que el mundo es una fosa séptica entrópica y sin sentido.

Aunque yo personalmente prefiero pensar que todo forma parte de un plan suyo para desplumar a un multimillonario y una vez que tenga la pasta a su nombre los dos nos fugaremos...Por otra parte, debería bajar la dosis de mi medicación...

2 comentarios:

Dracir dijo...

A veces hay muy poca sensibilidad, quizás no te merece o... ¿no se sentirá despechada por algún malentendido?

Anda, llámala y habla con ella.

;-)

Paria dijo...

Desde lo de la orden de alejamiento no me coge el teléfono...