Tomadura de pelo

Al parecer en el País Vasco se va a montar una “Universidad gastronómica” y lo peor es que ni siquiera va a ser la primera, porque al parecer existe otra en Italia. Lo realmente sangrante es que se les va a dar 7 millones de euros procedentes del presupuesto para investigación y desarrollo destinados a la universidad, mientras que Asturias recibirá en total para todas las universidades menos de 1 millón de euros.


Sinceramente, no se que es lo que más me molesta de estas noticias, que se gaste el dinero de los fondos públicos destinados a la universidad en proyectos de lo que no son más que módulos de FP con delirios de grandeza o que tengan el valor de hablar de algo llamado “ciencias gastronómicas”. Aunque lo de parapetarse tras la palabra ciencia resulta bastante común en la sociedad actual, donde hay quien intenta dotarse de cierta pátina de credibilidad, seriedad y autoridad llamándole ciencia a lo que hace, en un claro ejemplo de complejo de inferioridad muy mal llevado.

En un pais como este donde la investigación privada es prácticamente inexistente, quitarle aun más recursos a la universidad es un auténtico insulto a la inteligencia. Me pregunto si en el futuro, los estudiantes de ese “Campus culinario” financiado con el dinero de la investigación curarán el cáncer a base de huevos fritos sobre pétalos de rosa deconstruida, porque claro, su financiación procede de recortar la que debería haber ido por ejemplo a los estudios sobre moléculas antitumorales que realiza la universidad, así que como contribuyentes tendremos el derecho de exigir los resultados en el campo para el cual en principio el dinero debía ir destinado.

1 comentarios:

polilla dijo...

que te aprueben los presupuestos del estado tiene un precio ...