El futuro de internet

Cuando pienso en el futuro de "interneeeeeeeee" (Como diría Enjuto Mojamuto) me viene a la cabeza esa leyenda urbana que tanto les gusta a las madres y a los escritores de monólogos, que con ligeras variaciones venía a contar que las puertas de los colegios son el habitat de unos seres malvados y desquiciados que se dedican a regalar caramelos con droga a los niños, así, de gratis, desde luego, que poca vergüenza. Aunque claro, yo sospecho que se trata de una historia falsa, porque me harté de buscar y nunca conseguí pillar jaco gratis y eso que me recorrí todos los chikiparks como un vulgar Michael Jackson. El caso es que el maléfico plan de estos individuos consistía en enganchar a su mierda a tiernos infantes y una vez que estuvieran bien enganchados sacarles pasta por cada nueva dosis. Supongo que será una adaptación ciberpunk de alguna fábula de Esopo (Ya que aquí también aparecen animales, concretamente camellos y caballo).

Estoy harto de escuchar a los gurús decir siempre las mismas tonterías sobre internet, sobre todo las chorradas sobre la libertad en la "red de redes". Yo no estoy seguro de que clase de concepto de libertad tienen, porque parecen creer que internet es una entidad feérica que no pertenece a nadie, que es del pueblo. Sin embargo, lo cierto es que es algo bastante material y absolutamente controlado por esas mismas multinacionales que supuestamente están en crisis por culpa de la red.

Si te pones a buscar, seguramente en todo el mundo podrías contar con los dedos de las manos las compañias que ofrecen el acceso a internet. Yo que soy muy paranoico y muy mal pensado, me inclino a especular con la posibilidad de que el auge de internet y la supuesta crisis de los medios tradicionales no sea más que una maniobra para reestructurar la industria y a la vuelta de unos años convertir internet en un servicio de pago.


Después de todo, es algo que estas industrias están acostumbradas a hacer una y otra vez, no hace falta más que recordar otros cambios tecnológicos, por ejemplo, el paso del vinilo al cd durante el cual forzaron a un plan renove a todo el mundo al dejar de fabricar los discos en vinilo, por lo que si querías escuchar música tenías que comprarte un reproductor nuevo. El VHS iba a acabar con el cine por culpa de los videoclubes y de nuevo eran las mismas multinacionales las que vendían el VHS a la vez que distribuían y producían cine. Irónicamente, años después se llevaban las manos a la cabeza diciendo que internet y las copiadoras de DVD´s iban a acabar con los videoclubes.

La moraleja de todo esto es que no somos más que unos niñatos ingenuos a los que les están metiendo la droga en vena y cuando hagan la red de pago estaremos tan enganchados que no sabremos decir no. Ya me estoy imaginando las futuras fundaciones "Proyecto hombre binario", yo ya tengo encargada una litera con vistas al descampado.

3 comentarios:

Nym dijo...

Estas cosas no se dicen ni de broma, que ya me estoy viendo empeñando las joyas de mi madre para poder pagarme el vicio. Uf, qué mal.

Paria dijo...

Peor lo tengo yo...A ver como consigo yo vender mi cuerpo para pagarme el vicio...

Dracir dijo...

¿Hay algo que no sea de pago?

Para continuar introduzca una moneda... ti ti ti ti..........