Exhibicionistas emocionales

Gracias a todo este rollo de las redes sociales uno puede dedicarse a observar el perfil psicológico de la gente que anda pululando por ellas. Al final, tendrán razón los conspiranoicos y no será más que un proyecto secreto de la CIA.

El caso es que un especimen que acabo de observar lo constituirían los exhibicionistas emocionales, no hablo de las chonis que escriben versos de canciones de Andy y Lucas mezclando mayuscúlas y minúsculas dentro de cada palabra (Algo que por cierto debería conllevar la pena de muerte). Esta gente en concreto son como esos tipos de gabardina que se ponen a la puerta de un colegio para enseñarles su cosita a las niñas cuando salen de clase, pero en este caso lo que pretenden "desnudar" es su alma atormentada. En el fondo, tanto el tipo de la gabardina como ellos, buscan lo mismo, un poco de atención, que el foco se pose sobre ellos. Pero mientras que en el caso del tipo de la gabardina lo que ves es lo que hay, estos otros pretenden mostrarse como "profundos", como seres cuya lucha interna les tiene en un sinvivir, o algo.

Uno ve lo que ponen en sus estados o las fotos con las que los acompañan y no puede evitar desear gritarles-¡Joder, he visto camwhores con más dignidad!- Mi mente racional es incapaz de entender por qué un individuo adulto es capaz de poner en su estado "estoy triste", la única explicación etológica que encuentro es la búsqueda de sexo por compasión. Aunque quizás hayan sublimado esta búsqueda y la hayan reconvertido en algo como la sensación de sentirse superiores, de una manera extraña y retorcida, como si su estado de tristeza existencial les colocara un escalón por encima de las banales preocupaciones del pueblo llano.

5 comentarios:

polilla dijo...

para mí está claro, esa clase de gente quiere ser el centro de atención, ni más ni menos...

y sí, escribir intercalando mayúsculas y minúsculas, además de que tiene que echarse un porrón de tiempo escribiendo es un dolor a la vista...

Nym dijo...

Lo realmente jodido es cuando conoces a alguien desde hace un par de años, te cae bien, lo agregas al Facebook... y descubres lo de las mayúsculas y minúsculas intercaladas, que HECHA de menos a alguien y que HABER cuando quedamos.

Paria dijo...

Nym, Nym, Nym, hay que fijarse más, que luego acabas con gente como yo agregada a facebook...Lo cual le lleva a uno a preguntarse que está haciendo con su vida, o algo.

Nym dijo...

Mi facebook debe ser de los únicos en los que sólo tengo amigos, no gente con la que alguna vez he coincidido a menos de doscientos metros. Y luego el primo del hermano de una amiga con el que una vez coincidí en un cumpleaños se me cabrea porque no lo agrego, que a ver qué clase de estirada soy, tócate los cojones.

Zeltia dijo...

tienes mucha razón en lo que dices.
yo tengo un blog donde exhibo mis emociones sin pudor alguno ¡y hay gente que lo lee! -de lo cual se deduce que también existen los voyeurs emocionales-
antes, los exhibicionistas emocionales -"las", porque solemos ser mujeres- estábamos restringidas a una libreta que metíamos en el cajón de la mesilla de noche, como fumadoras apestosas; pero ahora no, con las redes sociales, blogs, etc. disfrutamos a tope.

(aunque si miras detenidamente, debajo de la máscara con la que te cubres, verás que también necesitas a veces "sacar" alguna emoción que anda por ahí adentro, y enseñarla, vale que lo haces con un amigo o la pareja, pero "necesitas" hablar de ello)
pues lo mismo. realmente no es nada dificil de comprender.
a ver quien es el que no necesita un poco de atención.