Depresión pre-vacacional

Supongo que soy un adelantado a mi tiempo, así que antes de que los psicólogos ávidos de clientela se lo inventen y antes de que los telediarios le den publicidad para rellenar minutos que podrían usar para dar noticias, ya lo sufro yo, pero no en silencio.

Tengo tantas cosas pendientes que ya incluso antes de marcharme me estreso pensando en la vuelta. ¿Por qué no las resuelves antes de marcharte? me dirá alguno. Bueno, lo haría si no fuera porque mi filosofía vital parte del dogma "No hagas hoy lo que podrías hacer mañana" que tantos buenos ratos me ha hecho pasar. El problema, básicamente, es que mañana fue ayer y ahora estoy en el "Injury time".

Pero bueno, cuento con que las leyes de Murphy no me fallen, así que con un poco de suerte, moriré de alguna manera estúpida y dolorosa mientras visto un kilt allá, por las tierras altas de Escocia.

1 comentarios:

nym dijo...

Está bien eso de la depresión "pre". Lo malo es cuando tienes la depresión durante, pensando que cada día que pasa es un día menos para que se acaben las vacaciones y volver a trabajar. Dedicarse al porno no es tan relajante como todos pensáis. Añoro mi anterior trabajo en la cadena de producción de tuercas de reloj. Poner tuerca, apretar tuerca, pasar tuerca, poner tuerca, apretar tuerca, pasar tuerca. Aquéllo sí que era un trabajo y no lo de ahora, todo el día zaca zaca zaca por tos laos.