Las series de antes y las de ahora

Se escucha a veces cosas como "Ya no se hacen series como las de antes" y tienen toda la razón, salvo contadas excepciones, las de ahora son muchísimo mejores. Y es que tras el erial que fueron los años noventa para las series de cuarenta minutos de duración, hoy en día estamos en una edad de oro.

Los noventa fueron una travesía del desierto de la que solo se recuerda Expediente X y poco más, sin embargo, fueron los años dorados de las comedias de situación, los años de Friends, Fraiser y Seinfield. Y ya a finales de la década, Joss Whedom nos regaló a Buffy, la cazavampiros y desde aquí pido una vez más una nueva temporada, porfa, porfa, porfa. Siempre he opinado que debería haber sido Joss Whedom quien escribiera y dirigiera las películas de Spiderman, porque buffy es la mejor traslación de un comic a la pantalla que haya visto, le cambias el nombre por el de Peter Parker y tienes a Spiderman el cazavampiros. Además Joss también creó una serie aun más de culto, por su escasa duración, que fue firefly. Nunca entenderé como es posible que esa serie no lo petara. Adoro los guiones escritos por Joss Whedom, bueno, espero que esto no haya quedado muy de friki-fan.



Actualmente hay tantas series y tan buenas que no hay tiempo material para verlas todas, por una parte tenemos a House, el mejor personaje creado en años. Cínico, sarcástico, misántropo, anarquista, drogadicto, ateo. Todo un modelo a seguir y no los estereotipos con graves trastornos emocionales y poco cociente intelectual que venden programas como OT. House tiene unos guiones con diálogos perfectos, la única pega que se le puede poner es la estructura simple y repetitiva de cada capítulo, que lo emparenta en ese sentido con el equipo A, en el que todos los capítulos eran iguales.

Series como Prison Break, que vale, serán todo lo exageradas y fantasmas que se quiera, pero las dos primeras temporadas son pura adrenalina, imprevisible y llena de giros, cierto que acaba convertida de una auténtica fosa común, pero eso es lo de menos.

¿Y que se puede decir de Perdidos?, simplemente que J.J Abrahams es el rey del Cliffhanger y de las tramas enrevesadas, sino que se los pregunten a Alias (Por cierto, que buena está Jennifer Garner).

También está CSI, aunque personalmente me parece que se repite bastante después de tantas temporadas y tantas series derivadas. Grissom ya no es lo que era. Me parece que comparte con House lo de basarse en un esquema repetitivo y esto es algo en lo que MacGyver les ganaba por la mano. A pesar de contar con unos guiones muchísimo menos elaborados, sus tramas tenían muchísima más variedad, aunque no tuvieran la complejidad que tienen ahora las series. Y desde luego, para mi, siempre será la mejor serie.






1 comentarios:

nym dijo...

He descubierto que no hay nada comparable a bajarse temporadas enteras y tragárselas todas de golpe hasta que te sangren las retinas. Bueno, sí que hay cosas comparables e incluso mejores (cubrir al hijo pequeño y tocahuevos de la vecina de arriba en plástico de burjujas y saltarle encima mientras llora y suplica clemencia, por poner un ejemplo sin recurrir a temas de fornicio), pero ¿a que has cogido bien el concepto?

Oración: Dios, gracias por haber inventado los paréntesis para que los que tenemos muchas cosas en la cabeza y poco orden para expresarlas de forma inteligible podamos soltarlas así, a lo bestia en medio de cualquier frase. Gracias también por las oraciones subordinadas, las conjunciones copulativas y las comas.

Ya me callo.

Jo.