La España negra

Supongo que será cosa del calor, o que se yo, pero me dio por sumergirme en la España negra (Joder, que imágenes más bizarras de Zaplana me vienen a la mente). El caso es que abro el periódico por la sección de sucesos para ilustrarme y me encuentro las declaraciones del "Solitario". En ellas afirma que él no roba bancos, sino que los expropia. Y solo por esta declaración, yo ya le reduciría la condena, si, bueno, vale, está el asuntillo ese de acribillar personas y tal. Pero no se puede negar que es una declaración "Typical spanish", que se une a otras como la de ese alcalde (creo que era) que para justificar unas obras ilegales y más corruptas que el cadáver de Jaime Peñafiel (¿Cómo?, a bueno, me informan de que por lo visto no está muerto, el olor a putrefacción lo lleva de serie), declaró que no era una vivienda, sino un establo y ante el juez dijo que como cualquier abuelo, lo que quería era comprarle un pony a su nieto.

Y es que este pais no tiene la clase de los anglosajones a la hora de delinquir, de entrada, llamamos a nuestro criminal más buscado "El solitario", que sinceramente, es un nombre que le pega más a un pajillero que tenga como sistema operativo en su ordenador el Linux.

En Reino Unido tienen al ladrón del tren de Glagow, aquí, nuestro mito patrio es el Dioni. Vale, habrá hecho realidad el sueño de todo español de bien de fugarse a Brasil con un camión blindado lleno de pasta, pero clase, lo que se dice clase, no es que tenga demasiada, eso si, lo compensa con su mirada inteligente y su dorada melena. Los americanos tienen Enron, aquí tenemos a Cachuli. Los franceses...Bueno, ellos bastante tienen ya con ser franceses.



Si hablamos de matanzas y masacres varias, los "yankis" tienen a Charles Manson y la familia, que la liaron gorda en Rodeo Drive a ritmo de Beatles. Aquí tenemos Puerto Urraco, que como diría la spice pija, huele a ajo; y supongo que la matanza la organizarían con "Paquito el chocolatero" como fondo musical. Los ingleses tenían a Jack el destripador asesinando prostitutas con la precisión de un cirujano mientras chuleaba nada menos que a Scotland Yard, eso si que es tener clase. Nosotros tenemos al violador del chandal, ¿Puede haber algo con menos clase que un chandal?.

1 comentarios:

nym dijo...

Y qué me dices del austríaco que tenía a su hija y su prole (de él y de ella) en el sótano de la casa, con sus puertecitas, sus camas y su wc ¿eh? Aquí metemos a la chavala en el rollo éste del transformador de la luz, a lo cutre. Si es que no hay glamur, coño.