Spiderman



Debo confesar que soy un fanático de los comics de superheroes, ya se, ya se que son probablemente una de las manifestaciones más reaccionarias del "american way of life", todo eso de vigilantes enmascarados repartiendo justicia explícita para defender el modo de vida del imperio y tal. Pero desde crio me han encantado y para mi no son más que la actualización de las viejas mitologías, donde antes estaba Heracles, ahora está Superman.

El caso es que ya que los blogs no son más que la manifestación binaria del derecho al pataleo, lo aprovecharé para quejarme de la nueva etapa de uno de mis comics favoritos, "Amazing Spiderman" (Bueno, también sigo los de Superman, Batman, Linterna Verde, Nigthwing, Iron man, Vengadores, en fin, quizás hable de ellos algún día).


Durante casi siete años estuvimos disfrutando de una de las mejores etapas de toda la historia de nuestro amistoso vecino, el guionista al frente era J. M. Strazinsky, para los amantes de la ciencia ficción, diré que es el responsable de Babylon 5. Durante su estancia en la serie las ventas se multiplicaron por tres, poniendo a Spiderman de nuevo en la cresta de la ola. Personalmente lo que me encantaba de él eran los increiblemente buenos diálogos que le dió a la serie, al margen de tramas más o menos acertadas o polémicas, a mi personalmente que se sacara de la manga que Gwen Stacy perdiera la virginidad con el duende verde y se quedara embarazada me pareció muy traido por los pelos, sin embargo, todo el asunto del origen totémico de los poderes de Spidey si que me gustó, aunque solo fuera por aportar novedad a la serie, que parecía vivir de repartir hostias entre cuatro enemigos clásicos. Pero probablemente la mayor aportación que hizo a la serie, fue la relación de Peter con su tia May que finalmente descubría la identidad de su sobrino. Todo el desarrollo de la relación está increiblemente bien contado, se nota que viene de escribir guiones del cine y la televisión, que grandes diálogos.

Al final de su etapa, por imperativo del editor jefe, llevó a Spiderman hasta los límites de su "status quo", con asuntos como su desenmascaramiento en directo por la tele o el tiro que le pegan a tia May y la deja herida de muerte, todo esto utilizado para un giro editorial planteado con la marcha de la serie de Strazinsky.

He querido darle 12 números de confianza a esta nueva etapa antes de opinar sobre ella. Básicamente el planteamiento consistió en cargarse los últimos 20 años del personaje "para rejuvenecerlo". De un plumazo, borraron el desenmascaramiento, la muerte de tia May e incluso el matrimonio de Peter (De lo cual me alegré, nunca me gustó Mary jane, será que no me van pelirrojas). Y para conseguirlo, se sacaron de la manga un pacto con el diablo, así que cada vez que le preguntan al editor acerca de alguna incoherencia el responde con que fue cosa de magia, como en aquel capítulo de los simpson.


No me meteré con la poca clase de un recurso como ese para resetear una serie, porque lo que realmente me molesta es el nuevo tono que le han dado, infantilizándola con la excusa de recuperar la esencia del personaje. Convirtiendo a la gran tia may que había desarrollado Strazinsky de nuevo en un florero que solo sirve para hacer tortitas, preocuparse por su sobrino y sufrir ataques que la dejen en coma. Por no mencionar que recuperar los obsoletos textos de apoyo me parece un error total. Pero donde más se resiente la serie es en los diálogos, que han caido en picado.

Además la nueva política editorial incluye la cancelación de las series paralelas a Amazing, pasando esta a editarse tres veces al mes, con el consiguiente vaiven de guionistas y dibujantes, lo cual dificultará dar una cierta coherencia a esta nueva etapa, yo creo que no durará demasiado este sistema de publicación. Pero al menos me queda el consuelo de saber que John Romita Jr volverá a dibujar la serie.

5 comentarios:

nym dijo...

Coño... pues justamente ayer por la tarde me he comprado dos Súper López que no tenía. Súper López forever!!

De Spiderman y compañía no puedo opinar porque en mi casa nunca entró nada de la Marvel... pero te hago un tratado de Mortadelo y Filemón de setecientas páginas ahora mismo.

Paria dijo...

Ibañez es el Stan Lee español. De hecho, yo solo hice cola una vez en mi vida para conseguir un autógrafo y fue precisamente el de Ibañez.

Lo que nunca entenderé será que le pudo ver la gente a Super Lopez o a Zipi y Zape, que siempre fueron unos sosainas de cuidado. Vazquez, otro grande. Déjate de Super Lopez, donde esté Pafman que se quite ese aburrido.

nym dijo...

A Súper López no me lo toques, que la liamos.

ENRIC dijo...

Me confieso fan incondicional de Ibañez (tengo desde hace más de XX años un dibujito de Mortadelo en plan araña que me hizo en el Salón del Comic en Barcelon) pero, camarada, probó Ud. alguna vez las lindas historias del super heroe Makoki. Insuperables!! (aunque yo me quedo con el personaje Emo, Emosiones, un puto crack!!!).
Le dejo que voy a prepararme las papas y los mejillones escabeche para el vermú que hoy hay que ver al Roldán ¿no?...

Erosè dijo...

Tu blog mola mucho, y escribes cosas interesantes. A ver si acabo de leer todo lo que tienes por ahí. Me tienes enganchada.

Salud.