10 formas de reaccionar ante el arte contemporáneo (Esa broma snob y pedante)

Manera número 1:
-¿Qué crees que dijo el autor al terminar su obra?
-Zeñodita ya tedminé, ¿Puedo sali al patio a juga?. Ups, me he vuelto a mear encima.

Manera número 2:
-¿En qué piensas?
-Dios mio, Dios mio, déjame ciego, así no tendré que volver a ver esta puta mierda.

Manera número 3:
-¿En qué piensas?
-¿Dónde está la cámara oculta?

Manera número 4:
-¿Qué te parece la obra?
-¿Me prestas tu mechero?

Manera número 5:
-¿Qué crees que quería decir el autor?
-No se, tal vez-Acabad con mi sufrimiento y librad al mundo de mi-

Manera número 6:
-Interesante cromatismo, aunque me perturba la idea subyacente.
-Es el plano del museo.

Manera número 7:
-¿Qué crees que quería decir el autor?
-No se, ¿tonto el que lo mire?

Manera número 8:
-¿Qué eso vale queeee?, pero si mi perro caga cosas iguales todos los días.

Manera número 9:
-¿Qué te parece?
-¿Es una pregunta con trampa?

Manera número 10:
-Vaya, así que esto es lo que se siente cuando se sufre un aneurisma.

3 comentarios:

nym dijo...

El arte contemporáneo sirve, ni más ni menos, para que te puedas partir el culo de los gilipollas que le ven el sentido. Porque si le ves sentido a una monda de naranja clavada en un palillo sobre la tapa de un váter es que eres gilipollas, sin remisión.

pau dijo...

donde esté un buen cuadro impresionista que se quiten todas estas cosas.... estas exposiciones tendrían que tener como de esos aparatitos que te van explicando que significan las cosas... al menos sabríamos que estaban fumando cuando hacían esas cosas...

DraciR dijo...

Yo también soy arte contemporaneo