¿Creced y multiplicaos?

No me gustan los crios. Sin embargo, esta expresión que en apariencia parece simple y clara, sin ningún tipo de dificultad de comprensión, no parece significar lo que dicen sus palabras, al menos para el resto de la humanidad. Según he podido percibir cada vez que la digo, que suele ser cada vez que parientes o amigos de parientes sacan el tema a colación en bodas, bautizos o funerales.

El caso es que estás tranquilamente a lo FIFA, como dirían en "que vida mas triste" y de repente te llega desde el flanco el zarpazo-¿Has visto que monada de bebe ha tenido tu prima, cuando vas a animarte, que seguro que a tu madre le encantaría tener nietos?-Yo siempre estoy tentado de responder con un-Pero si a mi me encantan los bebes, de hecho tengo un montón de ellos enterrados en el jardín- Pero suelo contenerme para evitar una mirada asesina por parte de mi madre, que ya se sabe que madre no hay más que una, bueno o dos, lo cual debe provocar traumas a un crio, aunque no por las razones de la iglesia y derivados, imagínate multiplicado por dos un-Cómete la verdura, no llegues tarde, las mangas no son para sonarse los mocos,¿Te crees que tu madre es un banco?, ordena tu habitación- etc, etc.

A lo que voy, por alguna razón que no alcanzo a comprender, la gente no quiere creer que detesto a los crios y siempre responden con tópicos del tipo, "nunca digas de este agua no beberé", "ya me dirás cuando encuentres a la adecuada" o "ya verás como se te cae la baba cuando tengas uno tuyo".

Está claro que la gente vive prisionera de un condicionamiento genético brutal, asumen sin pensar en ello siquiera que los crios molan, que lo natural es querer tener hijos, pero claro, lo natural sería morir hecho polvo y desdentado a causa de alguna infección a los 25 años. Por no mencionar que lo natural sería ir por ahí en bolas (Algo que secundo en determinados casos, aunque provocaría ceguera en la mayoría), lo natural sería no tener tecnología, bueno creo que se entiende por donde voy.

Acaso no se dan cuenta de que los bebes están diseñados (Aunque el concepto diseño no es una palabra correcta cuando uno se refiere a selección natural, pero esto no es una clase de biología evolutiva) para molar, como Poochie. Esos grandes ojos, que ocupan toda la cara, puestos así para despertar instintos paternales de protección, bueno, en otros casos lo que despiertan es a obispos y a Michael Jackson.

En fin, que no me gustan los crios, son una condena de por vida, por no mencionar que el planeta está superpoblado. Me deprimo cada vez que un amigo me suelta que va a ser padre, eso son ganas de joderse la vida y lo demás son tonterías, al menos si se hiciera adicto al crack sería menos costosa su rehabilitación y desde luego tardaría mucho menos tiempo en recuperar su propia vida. Por mi parte tengo meridianamente claro que no pienso dejar sueltos por ahí a un montón de mini-yo con la vana esperanza de perpetuarme.

5 comentarios:

nym dijo...

Bah, tonterías. Da igual que te gusten o que no te gusten, el único argumento válido para no tener hijos es "¡pero mira las pintas que llevan ahora los chavales!". Yo no pienso pasar por un parto para que luego se me vista de fulana con catorce años y a los dieciséis ya haya follado más que yo en toda mi vida. O que se me corte el pelo a lo cenicero, se me llene de cadenas de oro y le ponga un alerón al Ibiza. Que no, joder, que ni de coña.

Paria dijo...

Una pena que no vayas a tener hijas, porque pensaba parafrasear a Joey trivianni actuando en el teatro más chungo del village soltando-Si algún día tienes una hija, dile que me llame, porque nena, querré conocerla

nym dijo...

Mis hijas serán feas de cojones para que ni dios me las toque. Ya me encargaré yo de hacerles un par de cicatrices en la cara, por si acaso.

DraciR dijo...

Yo que quieres que te diga pero.... cuando llego a casa mi hija me espera en la puerta para pedirme para un lapiz, una libreta, una pizza, una sudadera, una cuerda de guitarra, un bocadillo, una billete de tranvía, un paquete de kleneex,... En cambio tengo una perrilla la mar de cariñosa que no pide naaaada de nada. Tu mismo.

Paria dijo...

Pues mi perro me controla los horarios y cada vez que me pongo a merendar ahí lo tengo con cara de niño bueno apra ver si le cae una galleta, lo reconozco, mi perro me manipula.