Primer aniversario


Bueno, hoy es un día especial, al margen de que por fin he conseguido la condicional, hace un año que empecé a escribir estupideces aquí. Según tengo entendido, el 80% de los blogs mueren antes de cumplir el primer año (más o menos como los amantes de las medicinas alternativas), así que hoy soy un poco más especial, porque ya no estoy incluido en esa gran masa de cadáveres binarios, ahora pertenezco a esa gran masa de pesados que escriben chorradas durante más de un año (como Pio Moa).

Aun recuerdo cuando empecé a escribirlo, por aquellas fechas andaba yo sin novia y aquí estoy, a día de hoy, soltero para más señas, preguntándome que fue lo que salió mal en mi plan maestro para ligar haciéndome el interesante con un blog. Después me da por repasar las cosas que escribo y empiezo a hacerme una ligera idea de las causas de mi fracaso.

Echando un vistazo atrás, a todas las entradas que escribí, solo puedo decir una cosa-Lo siento, de verdad, jamás pensé que pudiera acumular tanta mierda en un solo sitio, sufro síndrome de Diógenes binario- Aunque supongo que la poca calidad tiene cierta explicación en mi "método de trabajo", que consiste básicamente en no dedicar más de diez minutos a cada entrada, de hecho esa es la única filosofía que se ha mantenido constante a lo largo del tiempo.

Repasando el Google analytics también he llegado a la conclusión de que no me se vender, está claro que no he cumplido el objetivo de ser "Bigger than Jesus". A estas alturas tenía planeado pasar a la fase dos de mi plan maestro y reunir a los cientos de miles de acólitos que hubiera acumulado en un rancho, donde nos íbamos a atrincherar bien pertrechados de armas y municiones, para que nadie nos molestara mientras me adoraban como su nuevo Dios.

Obviamente tampoco se ha cumplido el objetivo principal del blog, que consistía básicamente en mejorar mi vida sexual a costa de los cientos de "Princesitas indie" que en teoría deberían haber caído rendidas a mis virtuales pies, obnubiladas por mi prodigiosa inteligencia, ironía y sarcasmo y deseosas de ser mis esclavas sexuales. Donde quiera que esteis (supongo que en un concierto de manos de topo) yo os sigo esperando.

Podría decir, sin temor a equivocarme, que mi idea ha sido un auténtico fracaso, lo cual, por otra parte, creo que me cualifica para ser subvencionado como el cine español. Aunque lo que resulta realmente aterrador es encontrarse gente que voluntariamente está dispuesta a leer las tonterías que escribo. A todos ellos (los dos) solo puedo decirles-Un día vais a hacer muy feliz a un psicoterapeuta... ¿Dije feliz?, quería decir rico- En fin, será mejor que vaya dando por terminado este "Yo, mi, me, conmigo" porque no quiero que el espíritu de Sanchez Dragó (o de su gato Soseki) se apoderen de mi.

3 comentarios:

Daeddalus dijo...

Vaya, no sabía yo que pertenecía a ese 20% que sobreviven al primer aniversario "bloguero". Debo felicitarme a mí misma por tanto...

pau dijo...

pues felicidades paria!!!! por lo del añito digo... porque veo que por tus objetivos incumplidos he de decir, te acompaño en el sentimiento... pero no pierdas la esperanza, que el número de incautas que descubren internet crece a ritmos agigantados

Nym dijo...

Bah, no merece la pena hacerse bloguero para follar. Para follar con guapos, me refiero. Los guapos tienen vida social y cosas mejores que hacer que pasar el tiempo leyendo, tienen que maquillarse, perfumarse y esas cosas. En internet sólo hay feos, de toda la vida.